Emprender no es una cuestión de edad, sino de actitud y de ganas de sacar un proyecto adelante. Sin embargo, cuando decides emprender a los 40, los miedos se magnifican. ¿Por qué? Porque lo más difícil para arriesgar es abandonar la zona de confort que ha servido de refugio durante tantos años.

Los jóvenes no tienen nada que perder

Un artículo de la revista Harvard Business Review afirma que los emprendedores exitosos mayores de 50 años, son el doble que los menores de 25.

Entonces, ¿por qué estamos más “acostumbrados” a ver a emprendedores jóvenes? Quizá, porque las grandes compañías fueron fundadas por jóvenes exitosos:

  • Sergey Brin y Larry Page tenían 25 años cuando fundaron Google.
  • Steve Jobs y Steve Wozniak tenían 21 y 26 años cuando fundaron Apple.
  • Bill Gates y Paul Allen tenían 20 y 22 cuando fundaron Microsoft.
  • Mark Zuckerberg tenía 20 cuando fundó Facebook.

Una de las razones por la que los jóvenes arriesgan y pueden construir empresas de éxito es porque no tienen nada que perder. No están obligados a cubrir una serie de gastos y sus miedos no son los mismos. No suelen tener hipoteca, ni hijos, ni un estilo de vida que mantener.

El éxito llega a partir de los 40

Si tienes más de 40, el miedo a perder puede hacer que no arriesgues, pero tus conocimientos, fruto de tu experiencia, harán que evites los típicos fallos de los jóvenes que están empezando.

En este segmento, también existen grandes casos de éxito:

  • Arianna Huffington tenía 54 años cuando fundó el Huffington Post.
  • Ray Kroc tenía 52 años cuando fundó McDonalds.
  • Robert Noyce tenía 41 años cuando fundó Intel Corporation.
  • John Pemberton tenía 55 años cuando fundó The Coca-Cola Company.

En España, según el Informe Global Entrepreneurship Monitor de 2016, la edad media de los emprendedores en fase inicial es de 40,4 años. Aquellos reconocidos como empresarios consolidados tienen alrededor de 47,7 años. Lejos de caer en tópicos, es cierto que, ya sea por inconformismo, por motivos económicos o por inestabilidad laboral, el espíritu emprendedor aumenta en edades maduras.

emprender a los 40

Ventajas de emprender a los 40

Es cierto que los menores de 30 años cuentan con privilegios cuando logran convertirse en emprendedores. Sin embargo, cada vez son más los que deciden emprender a los 40 y aprovechar las ventajas de arriesgar a partir de esta edad. 

Experiencia

A la hora de tomar decisiones importantes, la experiencia profesional le ayudará a identificar riesgos, afrontar desafíos y reconocer diferentes oportunidades. Además, al tener recorrido como trabajador en otras empresas, incluso en diferentes cargos, le proporciona ahora como emprendedor, una visión general de lo que es un negocio.

Networking

La red de contactos profesionales es mayor a la de un joven que acaba de emprezar. Esto permite además, conocer más gente del sector en el que se quiere emprender, gracias a la agenda de contactos que han construido durante su carrera profesional.

Conoce sus fortalezas y debilidades

Cuando se decide emprender a los 40 es muy normal tener una larga carrera profesional. Esto permite al emprendedor haber descubierto y valorado qué es aquello que se le da mejor, y qué es aquello en lo que necesita mejorar. Esto, como propietario de una nueva empresa, le permitirá seleccionar las tareas a delegar.

Seguridad Económica

Emprender a los 40 hace probable que el emprendedor haya conseguido reunir unos ahorros que puedan servirle de respaldo económico. Esto será muy necesario, sobre todo en los inicios de la empresa.

Motivación

Después de años cumpliendo un horario, unos objetivos y una política de empresa, emprender a los 40 provoca la libertad de generar tus propios horarios, objetivos y políticas. Coger el ritmo de la rutina con fuerza y ganas, hará que se avance día a día de acuerdo a sus propios objetivos.

 

Cada edad nos proporciona una madurez diferente. Emprender a los 40 permite que a nivel profesional puedas asumir con éxito la responsabilidad de ser tu propio jefe.  No existe un mal momento para emprender, ni una edad mala. Solo se necesitan ganas, buenas ideas, motivación y ACTITUD.

Emprender te proporcionará el desarrollo personal y la transformación profesional que necesitas. Diseña tu vida y guía tu idea de negocio a tu medida. ¡Adelante!

Regístrate para estar al tanto de todas nuestras novedades →

Deja un comentario